fbpx
More

    “Soy invencible”

    La resiliencia es la capacidad de adaptarse y recuperarse frente a la adversidad, el estrés o cualquier situación difícil. Es la habilidad de mantenerse firme y positivo incluso en los momentos de gran desafío.

    Esta frase me la dijo hace unos días una persona que acompaño que vamos a llamarlo “Francisco” nombre ficticio para respetar su identidad. Estábamos los dos sentados en su lugar de trabajo donde el calor y la velocidad formaban parte de la adrenalina del relato. 

    El objetivo de mi acompañamiento en este caso consistía en potenciar las habilidades de Fran para que pueda alcanzar el objetivo que se propuso: sostener su felicidad con el trabajo. Lo admirable de esta persona es que él
    estaba focalizado en su presente, el pasado lo fortaleció y el futuro es percibido como desafío que dan ganas.

    La historia de quién les hablo tiene varias aristas que construyeron una personalidad resiliente y para mi admirable. Una frase describe parte de lo que fue su crianza: “mi vieja antes de darme un abrazo, me llevaba a laburar.”

    Sufrió ataques de pánico, no tuvo para comer, tampoco luz, gas y agua. Tal vez te preguntes como me pasó a mí, ¿dónde empezó a cambiar, para hoy tener un presente salpicado de gratitud? El primer paso que le permitió empezar a respirar fue escuchar el ofrecimiento de una persona que lo invitó a un club y empezar a entrenarse.

    La respuesta de Francisco, sin tantas certezas y dando un salto al vacío fue ir y empezar a moverse física y emocionalmente. Allí comenzó a fortalecer su cuerpo y su espíritu. Hay algo que diferencia a Pancho: descubrió lo que le gusta. Desde ese primer entrenamiento, no paró de moverse para alcanzar su sueño. Al día de hoy todavía está lejos de cumplirlo, aunque ya empezó a construirlo. Agrego una frase que estuvo en el encuentro:

    “Wences, pasé hambre, puedo con todo. En mi casa la heladera de mi vieja estaba vacía, hoy cuando la visito tiene cosas, luz, gas y agua. Me traje a mi familia y quiero más.”

    La resiliencia es la capacidad de adaptarse y recuperarse frente a la adversidad, el estrés o cualquier situación difícil. Es la habilidad de mantenerse firme y positivo incluso en los momentos de gran desafío. Hoy te invito a que podamos detenernos para reconocer el poder que tienen las adversidades en la vida de todos los días. Es cierto que no podemos controlar los momentos de dolor, lo que está a nuestro alcance es la actitud con que lo transitamos. Por este motivo, quisiera regalarte tres orientaciones para ser una persona más resiliente.

    – Aceptar el cambio:
    Reconocer que es algo inevitable, mantener una mentalidad flexible y abrirnos a nuevas experiencias nos ayuda a vivir más livianos. 

    – Crear una red de apoyo sólida: 
    Pedir ayuda cuando lo necesitamos, siendo sinceros con lo que nos pasa y lo que comunicamos es una de las claves para mejorar. 

    – Cultivar la paciencia:
    Asumir que los procesos llevan tiempo y que va haber entrenamientos mejores y peores, es fundamental para sostener nuestro ánimo y mantener la constancia. 

    Te mando un abrazo,

    Wences Gómez Caride/Coach

    Ultimas noticias

    Articulos Relacionados

    spot_img